Congreso UIBA de Foz: Nuestros sponsors

Muchos han sido los logros de  UIBA desde la época fundacional en 1976 con la conducción de don ANTONIO PEDROL RIUS y posteriormente de don LUIS MARTÍ MINGARRO.

Ha contribuido esencialmente al desarrollo y consolidación de nuestras asociaciones profesionales en todo el territorio de Iberoamérica, sobre todo en las épocas difíciles de las dictaduras.

Recuperamos las democracias, y los desafíos han sido trabajar por  una construcción democrática real que supere a la formal. Es una deuda pendiente, y  la UIBA se transformó en el foro de reflexión y acción en favor de las garantías de las libertadesde la custodia de la  independencia del ejercicio de la Abogacía y de las instituciones que la aglutinan en cada país o región; promovió y consolidó la Colegiación legal el entendimiento en donde no hay o donde los colegas han optado por la asociación mismadecantó los valores y principios deontológicos comunes para  comprender la trascendencia de la ética en la profesión de cara a los ciudadanos y a la Defensa de la Democracia, el Estado de Derecho y los Derechos Humanos; defendió decididamente la defensa de la defensa y el secreto profesional que   constituyen   un   derecho   fundamental   ciudadano;   se   desveló   por garantizar el debido proceso y la independencia del Poder judicial en cuanto garante ciudadano ;asistió el desarrollo de la Defensa ciudadana y la formación permanente de la calidad profesional ; ha sido firme  custodia de los Derechos Humanos y del Estado de Derecho en toda Iberoamérica. Aquel origen que acompañó a nuestras organizaciones y profesión evolucionó hasta nuestros días en lo que nos permite concebir hoy que “Los Colegios y las Asociaciones son la UIBA”. -

No podemos entender ni concebir la UIBA sin los Colegios ni las Asociaciones. Estas instituciones le dan vida, pues  sino sería una cáscara vacía.

Muchas de nuestras organizaciones nacionales surgieron y se consolidaron en cada región de cada país por el estímulo y asistencia de cada organización nacional local. Así, aquellos colegios locales estuvieron arropados por las decisiones  y  visiones  de  sus  dirigentes  nacionales.  Y  la  UIBA  estuvo asistiendo   esa   mirada   superior,   transcendente   y   responsable   de   las instituciones y sus dirigentes.

Con la evolución   histórico – institucional pudimos advertir que esa ecuación se invirtió y cada organización nacional no podría explicarse ni entenderse sin cada uno de los colegios o asociaciones locales que hoy le dan su sentido y vida.

Creemos hoy que la UIBA no podría explicarse ni afianzarse decididamente hacia el futuro sin comprender que ella misma son los Colegios y las Asociaciones.

Esto implica un compromiso de trabajo, pensamiento y acción en cuanto a que debemos enfrentar el desafío, y concretarlo, conformando una institución con órganos directivos inspirados en un ideario de transversalidad, horizontalidad y participación permanenteque gestionen  y se legitimen en coordinación , buscando un entendimiento en tiempo real, pulsando de manera  inmediata  la  realidad para  enfrentar  los  problemas,  dilemas, desafíos,    éxitos  y    fracasos  que  nuestra  profesión  y  nuestras  naciones presentan en la actualidad.

La diversidad de nuestras naciones y abogacías aportará pluralismo, bienvenido sea.

La problemática será común para todos nosotros, por lo que la igualdad debe ser una consigna esencial atento que todas las abogacías somos iguales en Iberoamérica sin distinción de calidad ni cantidad.

Este  principio  estuvo  en  la  inspiración  original  de  UIBA  y  debemos recordarlo, como así también nuestro sentimiento y deber de solidaridad ya que, lo que aqueje a cualquier abogada o abogado  en  cualquier lugar de Iberoamérica nos afectará a todos por igual, y deberemos estar allí juntos para mitigar, morigerar o superar la dificultad que nos permita así compartir los buenos resultados o la satisfacción del deber cumplido-Esto será un deber y un aliciente para todos nosotros.

La vida, la dignidad y la libertad son esencias de nuestras naciones y democracias. Estos son valores innegociables en nuestra organización y en nuestra defensa.

LA REFORMA DEL ESTATUTO Y LA DESIGNACIÓN DE AUTORIDADES constituyen un punto de inflexión   institucional que pone una bisagra entre el pasado y el porvenir.

Como es propio de la naturaleza de toda Institución de Abogados, el ejercicio de las libertades en un marco de respeto debe ser una característica ineludible. Los cambios estatuarios y la elección de las nuevas autoridades permite el inicio de un nuevo ciclo que ha de caracterizarse por la profundización de ideas  rectoras: el  pluralismo, la independencia, la  participación, en un ambiente democrático. Para ello serán enfatizadas: la periodicidad de las autoridades en las funciones, la publicidad de los actos de gobierno y administración, la rendición de cuentas y la transparencia en todas las actividades.

UIBA  viene  de  un  período  de  diferencias  que  han  puesto  en  tensión  la convivencia fraternal y armónica, circunstancias a las que hoy debemos poner fin. La gestión que se inicia debe comenzar sin ninguna carga ni reproche.- Quienes  se  han  manifestado  y/o  judicializado  sus  reclamos  sabrán  cómo contribuir  a  la  nueva  etapa  que  tenemos  por  delante,  lo  que  exige  el fortalecimiento   de   nuestros vínculos   y de nuestra voluntad asociativa que sólo debe inspirar atender intereses superiores y no personales o particulares. Nuestros esfuerzos no deben desgastarse en esos disensos, sino en debates prolíficos de pluralismo, participación y creatividad. Deben concentrarse en la concreción de nuestros objetivos, tarea inacabada e inacabable que demanda de cada uno de nosotros una gran responsabilidad y dedicación.

Creemos que “Hay que hacer algo más. Hay que abocarse al trabajo y responder como hombre y como profesional a las exigencias de cada día. Esto es simple y sencillo si cada cual encuentra el demonio que maneja los hilos de su vida y le presta obediencia” (Max Weber. La ciencia como vocación).-

La solidaridad mecánica de la antigüedad generó la solidaridad orgánica de la modernidad, que integra organismos sociales dada su interdependencia funcional, proceso descripto por Durkheim en su “de la división del trabajo social”. -Venimos a comprometernos a partir de la Vocación de servir. Es la Vocación  una  expresión  acabada  de  esa  moral  individual  y los  roles  nos integran concordando las afinidades de nuestra personalidad con las asignaciones del entorno. Al satisfacer la vocación, el individualismo y la cohesión social superan lo contradictorio pues los destinos vocacionales se expresan respondiendo a la variedad de las realidades. Lo vocacional lo inserta Max Weber en las reflexiones sobre el destino de la modernidad, siendo la palabra vocación el centro de sus dos grandes conferencias: “La política como vocación” y “La ciencia como vocación”.- Si el mundo sufre la amenaza de los autómatas, de burocracia eficiente, la única esperanza que queda al género humano es responder al llamado de la vocación existiendo dos éticas diferentes que deben   amalgamarse :Una  es  el  “l la ma do”  o  éti ca   de  la convicción, la del fuego sagrado que nos impulsa a buscar nuestro destino, que nos orienta hacia la búsqueda de los valores últimos.-  Por otro, aparece el concepto de “profesión” y se relaciona con la ética de la responsabilidad, que induce al comportamiento estratégico, al cálculo, la prudencia.-

La ética de la convicción es tanto la ética de la comunidad, de la identidad colectiva, de las normas, que hace a “la libertad de los antiguos”. -El mundo moderno está signado por la ética de la responsabilidad que nos obliga a actuar estratégicamente, a tomar en cuenta las consecuencias secundarias de nuestras acciones, a calcular y sopesar cada uno de nuestros actos. -

Estas dos éticas son dos demonios, quienes en su conflicto irresuelto nos señalan una salida posible. Weber nos dice por un lado “…nada tiene valor para el hombre en cuanto hombre, si no puede hacerlo con pasión” y luego agrega “el aficionado sólo se distingue del especialista porque le falta la firme seguridad del método de trabajo profesional”

La libertad es sólo posible a partir del choque contradictorio de las dos éticas- Si se ahoga la ética de la convicción por la ética de la responsabilidad   el   hombre   estará   condenado   a   la   administración completa y total, burocracia total. Es un autómata que arrastrará a  LA

 

LIBERTAD

Iberoamérica es nuestro enorme territorio, el de las abogadas y abogados y el de nuestras instituciones los Colegios, las Asociaciones, las Organizaciones Nacionales y Regionales.

UIBA tiene una prosapia que podemos exhibir con orgullo, pero que nos demanda y exige a toda hora, de cada día.

¡Vamos!, asumamos ser capaces de construir, en la diversidad de opiniones o miradas, que son enriquecedoras, sin desconfianzas por la alteridad que nos completa y con un compromiso activo de “Trabajar”, Trabajar” y “Trabajar” en beneficio de la Unión, de las abogadas y abogados de ibero américa y del mandato universal de la humanidad en cuanto atención de los intereses superiores que trascienden a nuestra persona y circunstancias. -

Asumamos   entonces   tener   “Coraje”,   “Prudencia”,   “Templanza”,”  y “Justicia”.

Programa básico de acción:

-Debemos conformar una gestión de legitimación horizontal, transversal y participativa con pluralidad e igualdad.

-Debemos mantener representaciones activas de cada una de las regiones de ibero américa y con las demás organizaciones de la abogacía universal y regionales, al igual que con organismos internacionales con objetivos afines a nuestra Unión.

-Debemos  estar  atentos  al  comportamiento  de  nuestras  naciones  y  sus gobiernos  en  el  respeto  y consolidación  de las democracias, los  derechos humanos,  el  estado  de  derecho  y  las  libertades  de  los  ciudadanos  y  la Abogacía.

-Debemos fortalecer las coordinaciones de previsiones presupuestarias, controles, rendiciones de cuentas, transparencia, eficacia y eficiencia.

-Conformar Comisiones temáticas que tengan residencia en cada uno de los Colegios o Asociaciones integrantes de la Unión, donde puedan participar todos los representantes que deseen proponer de cada Colegio o Asociación de la Unión, para trabajar en formar permanente y continua sobre cada materia actual e inmediata de la realidad, generándose las propuestas que deberán ser giradas a la Junta Directiva para su resolución y consecuente implementación, con contenidos y/o temas para el análisis y tratamiento en las reuniones de Consejo de Delegados y/o Asambleas de la Unión y/o Congresos o Mesas Académicas.

-Sugerimos crear inicialmente las siguientes Comisiones

1.  Administración de Justicia

2.  Defensa de la Defensa.

3.  Colegiación Legal

4.  Deontología

5.  Incumbencias

6.  Derechos de Género

7.  Jóvenes Abogados

8.  Formación Profesional

9.  Derechos Humanos

10. Protección de datos

11. Arbitraje

12. Relaciones Internacionales

Cada  Comisión  podrá  funcionar  con  radicación  en  la  sede  de  un Colegio  o  Asociación     integrante  de  la  Unión  asignándose  una Comisión  a  cada  entidad  para  distribuir  territorialmente  toda  la actividad.

La reglamentación del funcionamiento de las comisiones se propone sea emitida por la Junta Directiva con informe y rendición al Consejo de Delegados.-

-Debemos conformar una Comisión Instituto Académico Antonio Pedrol Rius en homenaje al Primer Presidente y Fundador de la Unión, donde puedan participar todos los representantes que deseen proponer cada Colegio o Asociación de la Unión, para trabajar en forma permanente y continua sobre el objetivo que fije y debata temas académicos institucionales con inclusión de aquellos que hagan a la formación continua y permanente del ejercicio de la Abogacía, proponiendo  a  la  Junta Directiva  contenidos  y/o  temas  para el análisis  y  tratamiento  en  las  reuniones  de  Consejo  de  Delegados  y/o Asambleas de la Unión y/o Congresos o Mesas Académicas.

La Comisión podrá funcionar con radicación en  la sede de un Colegio o Asociación integrante de la Unión asignándose a esa entidad para distribuir territorialmente toda la actividad.

La reglamentación del funcionamiento de la comisión se propone sea emitida por la Junta Directiva con informe y rendición al Consejo de Delegados.-

-    Conformar  el  cargo  y  función  de  Tesorero  por  así  corresponder conforme la legislación vigente aplicable a la Unión y, porque hará a una mejor previsión presupuestaria, ejecución, gestión y rendición de cuentas regular.

-    Mantener los Programas de Cooperación o Asistencia a los Colegios o Asociaciones de la Unión en la medida de disponer de los recursos o planes de asistencias que resulten posibles, con sometimiento a los regímenes  de información  y rendición  de  cuentas  en  legal  forma  y conforme la función de Tesorería.

-    Fijar  los  valores  de  cuotas  de  contribución  conforme  la  capacidad contributiva de cada Colegio o Asociación de la Unión para cumplir el objetivo estatutario y concretar una participación y pertenencia activa dentro de la gestión. Aplicar este deber contributivo no será en menoscabo de la posibilidad que cada Colegio o Asociación tenga ya que la idea rectora de igualdad y solidaridad deberá primar por sobre el criterio economicista.

-    Diseñar y poner en marcha una plataforma digital on line que enlace a todos los Colegios y/o Asociaciones de la Unión, a la Junta Directiva, las Comisiones, el  Instituto Académico, y los órganos de UIBA de manera de tener en tiempo real un vínculo que permita informarse y tomar decisiones de manera expedita superando la distancia física que Iberoamérica posee.

-    Finalmente, corresponder profundamente a un sentimiento de fidelidad, confianza y lealtad institucional a la vocación de servicios que nos une como  esencia  de  la  Unión  para  el  logro  de  nuestros  objetivos estatutarios  que  refleja  el  “SER  UIBA”,  y  recordar  que  relato  del viajero que, junto a sus dos amigos, el caballo y el perro, viajó tanto y tanto que murieron sin darse cuenta. Continuando en ese viaje, ya sedientos, llegaron a un lugar donde alguien les dice que han llegado al paraíso e invita al viajero a beber agua fresca y cristalina de la fuente. Cuando intenta beber con sus dos compañeros de viaje, se lo impiden aclarándole que solo podía hacerlo él, estando prohibido el ingreso de animales. Sorprendido y confundido el viajero, luego de mirar a sus amigos, agradece la invitación pero no bebe y se retira continuando su penoso viaje. Llega finalmente a otro lugar donde un anciano lo invita a beber agua fresca y cristalina junto a sus dos amigos, diciéndole que habían llegado al paraíso. Un poco confundido y hasta molesto, el viajero comenta que en el otro lugar también le habían dicho que era el paraíso,  contestándole  el  anciano  que  aquel  no  era  el  verdadero paraíso y muchos no lograban conocer la diferencia porque en su egoísmo se quedaban solos bebiendo agua en el otro lugar mientras los amigos no podían continuar el viaje, por la sed.

 

 

Carlos Alberto Andreucci

Lima Perú

19 de mayo de 2017.

0
0
0
s2smodern